domingo, 19 de junio de 2011

Notícies 19/6/2011


Seguir leyendo...
El Síndic insta a Educación a dotar docentes en inglés
Dos centros se quejaron porque las bajas no se cubrían

En plena apuesta de la Consejería de Educación por implantar un modelo trilingüe, la Administración educativa recibe una seria reprimenda por su ineficacia a la hora de cubrir vacantes de profesores de inglés. El Síndic de Greuges, José Cholbi, exige a la Consejería de Educación que adopte "cuantas medidas sean necesarias" para dotar de profesores de inglés a los centros educativos y garantizar así el derecho a una educación de calidad, según una resolución difunda por Efe.

La sugerencia del Síndic se produce a raíz de dos quejas, una referida al colegio público Max Aub de Valencia, donde se indicaba que los alumnos de tercero a sexto de primaria no tenían profesor de inglés, y al colegio público Jaume I de Paterna, que afirmaba que no tenían profesor de inglés para los alumnos de infantil. En ambos casos, la consejería alegó que estaban atendidas todas las necesidades docentes.

Cholbi detecta en estos casos "una actuación pública irregular, no respetuosa con el derecho a la educación de los menores" e insta a la Administración a arbitrar los mecanismos legales y organizativos tendentes a solucionar esas "disfunciones".
Calidad educativa

El Síndic reivindica que es "innegable la extrema importancia" que para la calidad de la educación adquiere la cobertura de las bajas o ausencias del profesorado, ya que es un sistema educativo en el que la transmisión de conocimientos y la formación integral de los alumnos aparece "estrechamente vinculada" a la relación profesor-alumno, especialmente en las primeras etapas de la formación escolar. Por eso la ausencia, aunque sea temporal, de uno de los polos de la relación educativa determina la interrupción inmediata del "correcto proceso educativo".

Cholbi considera que es "evidente" que la consecución de una educación de calidad requiere, ante todo, que la vacante generada por un profesor que causa una situación de baja sea cubierta "inmediatamente" para que no haya un "vacío educativo" o éste dure el menor tiempo posible. Por otro lado, Escola Valenciana calificó ayer de "incuestionable" el éxito de la manifestación del sábado.

Miles de personas piden al PP que retire el borrador contra el valenciano

CRISTINA VÁZQUEZ - Valencia, 19/06/2011

Miles de personas -50.000, según los organizadores- salieron una vez más a la calle en Valencia para protestar por la política "de apisonadora" del Consell. "Queremos una enseñanza pública sin más recortes y en valenciano", exigieron al unísono la federación de padres FAPA, los sindicatos de la enseñanza -Intersindical-STEPV, UGT y CC OO- y los partidos de la oposición -PSPV-PSOE, Compromís y EUPV-. El cierre de filas contra el borrador de decreto del Consell, que prevé una enseñanza plurilingüe -en castellano, valenciano e inglés- a costa de la supresión de las líneas en valenciano, ha indignado a buena parte de la comunidad educativa. Están en contra del borrador porque está lleno de trampas: no establece medios que garanticen una enseñanza plurilingüe de calidad y encima resta medios al valenciano.

Vicent Moreno, portavoz de la Plataforma per L'Ensenyament Públic -organización convocante- lamentó que el Consell de Francisco Camps rompa con este borrador, el consenso estatutario de hace 25 años alcanzado en torno a la Llei d'Ús. "Queremos que lo retire y a partir de ahí comenzar a dialogar". Todos sin excepción reclamaron la retirada del documento y la apertura de un proceso de negociación. Y que se detengan los recortes de presupuesto en la enseñanza pública, con la progresiva reducción de grupos y profesorado. "Ahora cortamos de aquí y luego de allá y al final no quedará nada", resumió Lluís, padre y profesor indignado con el trato que da el PP a la red de colegios públicos. Los convocantes tampoco se olvidaron de recordar que estarán atentos a la privatización de suelo escolar.

En esa línea se expresaron el socialista Jorge Alarte, el portavoz de Compromís, Enric Morera, o Ignacio Blanco, de EUPV. Todos apoyaron con su presencia la protesta, que acabó en la plaza de la Virgen, a pocos metros del Palau de la Generalitat, con la lectura de un manifiesto que colocó en la picota las "últimas ocurrencias" del exconsejero de Educación Alejandro Font de Mora, con su "plan de falso plurilingüismo".

La protesta transcurrió con plena normalidad y en un ambiente de fiesta, donde no faltaron los castellers, la música de dolçaines y tabalers y ácidas pancartas contra la gestión del gobierno de Francisco Camps. "Aturem la PPiconadora [Paremos la PPisonadora]", se leía en una de las más grandes.

El manifiesto se leyó por dos veces porque los asistentes seguían saliendo de la plaza de San Agustín en Valencia, cuando la cabeza llevaba tiempo en la plaza de la Virgen.

Escola considera «incuestionable» la respuesta a Educación

La asociación se muestra «convencida» de la retirada del decreto plurilingüe o seguirán las movilizaciones

E. PRESS VALENCIA

Escola Valenciana calificó de «incuestionable» la respuesta ciudadana ante las movilizaciones convocadas para protestar contra el decreto sobre enseñanza plurilingüe de la Generalitat y se mostró "convencida" de que Educación retirará esta normativa.
La entidad cívica valoró la asistencia a las concentraciones convocadas en los últimos diez días contra el decreto y adelantó que, si no se materializa su retirada, las movilizaciones "no han hecho más que empezar".
Desde Escola Valenciana insistieron en que el decreto de la Conselleria de Educación que establece una línea única que recoge como lenguas vehiculares en la enseñanza el castellano, el valenciano y un idioma extranjero, preferiblemente el inglés, va en contra de la lengua vernácula porque "pretende hacer creer que enseñando tres lenguas a partes iguales, éstas se aprenden a partes iguales, lo que supone engañar malintencionadamente a los ciudadanos". Así, adelantó que prepara una campaña informativa y reivindicativa para defender una enseñanza "de calidad y plurilingüe de verdad" que se pondrá en marcha la primera semana de septiembre y en la que comenzarán a trabajar esta semana.
Para ello, ha convocado unas jornadas de verano a las que acudirán los representantes comarcales de Escola Valenciana para elaborar una hoja de ruta con los pasos a seguir "a la espera de saber quién será el nuevo titular de Educación" en relevo de Alejandro Font de Mora.
Escola Valenciana ha solicitado entrevistas con los nuevos representantes municipales para trasladar sus reivindicaciones a los pueblos, "donde muchos responsables locales no comparten la propuesta del decreto contra el valenciano".
La asociación firmará este lunes un convenio con la Universitat Jaume I de Castelló para la creación de una Unidad para la Educación Multilingüe, que se suma al ya suscrito con la Universidad de Alicante.

«Quieren rematar el valenciano»
Miles de personas protestan por segunda vez en diez días en Valencia contra el decreto de plurilingüismo e instan a "plantar cara". Denuncian la fractura del "consenso" que supuso la línea en valenciano y amenazan con más movilizaciones si no se retira.

JOSÉ LUIS GARCÍA VALENCIA
"Soy licenciada en Filología catalana y Filología hispánica. Estimo las dos lenguas, pero esto es un genocidio cultural. El problema es que tenemos un pueblo anestesiado y corremos el riesgo de desaparecer como pueblo valenciano. Seremos valencianos hablando en castellano. Es digno, pero no es nuestra lengua." La reflexión, improvisada de paseo por la calle San Vicente, viene de una de las integrantes de la marea ciudadana que, por segunda vez en menos de diez días, ocupó ayer la plaza de la Mare de Déu para defender la línea en valenciano, criticar los recortes en la enseñanza pública y oponerse al decreto de trilingüismo impulsado por el conseller Font de Mora.
La respuesta a la manifestación convocada por la Plataforma per l'Ensenyament Públic, que se desarrolló en un ambiente festivo entre la Plaza San Agustín y la de la Virgen, fue masiva. La organización la llegó a cifrar en 50.000 personas, aunque fuentes policiales estimaban en en torno a 5.000 los asistentes. Entre ellos, cientos de profesores y muchísimas familias.
Como la de María Gil, de Vila-real, que acudió junto a su padre y sus hijas. Tres generaciones. "Pretenden dar una imagen moderna con este decreto, pero subliminalmente se cargarán el valenciano", opinaba. De igual forma se expresaba Pere Cano, del IES Escultor En Francesc Badia, de Foios: "Esto es un subterfugio para eliminar en valenciano. La introducción del inglés es un engaño. No hay recursos para profesores. Ya pasó con Educación para la Ciudadanía y sólo era una asignatura".
Rosa, profesora de La Valldigna, reivindicaba los "mejores resultados" logrados "desde siempre" por los alumnos de la línea en valenciano: "No se puede imponer un decreto sin consenso. Se ve lo que pretenden: cargarse el valenciano. No estiman la lengua propia y quieren rematarla", apuntaba.
Junto a los miles de ciudadanos anónimos, la cabecera de la marcha contó ayer con la presencia de toda la oposición política, con Jorge Alarte (PSPV), Enric Morera (Compromís) o Ignacio Blanco (EU). También de entidades culturales, como Eliseu Climent, de Acció Cultural, así como los sindicatos docentes y mayoritarios.
En el manifiesto final, la portavoz de la Plataforma per l'Ensenyament Públic, Maria Josep Navarro, emplazó a "plantar cara a esta conselleria empeñada en devaluar la educación valenciana". "La última ocurrencia de Font de Mora", denunció, "un plan de falso plurilingüismo, que supone un ataque al consenso que simboliza el diseño de las líneas en valenciano". La plataforma vaticinó un escenario de fusiones de grupos de valenciano y castellano, incremento de los ratios de alumnos por profesor en todas las etapas, desaparición de los profesores de compensatoria y más barracones.
Eso fue a las ocho de las tarde frente a la catedral. Al inicio de la marcha en la plaza San Agustín, dos horas antes, Jorge Alarte pidió "respeto al consenso estatutario y a la Ley de Uso y Enseñanza del Valenciano". Reclamó a Camps que paralice la aprobación del decreto por el que se modifica la enseñanza del valenciano y exigió al Consell que apruebe un nuevo mapa escolar, que "ponga fin a los recortes". Desde EU, el diputado Ignacio Blanco se mostró "convencido" de detener las "agresiones a la enseñanza pública".

"Consigna del PP a nivel nacional"
También se mostró muy crítico Vicent Moreno, presidente de Escola Valenciana. "El problema del trilingüismo es que las tres lenguas no parten de la misma base, y no hace falta decir en qué nivel se encuentra el valenciano, que está por los suelos. Es lengua oficial pero virtual, porque no está". Existe "una consigna en el PP a nivel nacional para recortar las lenguas minoritarias", llegó a decir.
"La enseñanza en valenciano está viva y da resultados. Los niños de la línea dominan con buen nivel las tres lenguas. El Consell no escucha a los expertos en lenguaje y educación y si se lleva adelante el nuevo plan habrá más movilizaciones. Nosotros apostamos por el diálogo", añadió.

El estilo asambleario del 15-M impregna la protesta

L. G. VALENCIA
El espíritu asambleario del 15-M invadió ayer la plaza de la Virgen. Mientras los organizadores esperaba a que llegase a la plaza la cola de la marcha para leer el manifiesto, uno de los organizadores Marc Candela, del STE-PV, ofreció el micro a quien quisiera mostrar su motivo de "indignación". Fue el momento de Maria, madre de una niña del Carrasquer de Sueca. "Aquello es un nido de ratas y pulgas. Los padres pagamos hasta el tóner de la impresora, no tenemos ni profesor de inglés y ahora quieren trilinguismo. A Font de Mora le quiero decir que en Sueca tiene una casa abandonada que está habitada por una gran familia".
Fue uno de los instantes de la tarde. Una marcha familiar y sin incidentes, que se desarrolló entre proclamas de "Sí al valencià" y que terminó al ritmo del "tabalet i la dolçaina" de Ca Revolta, que llevó a la plaza la música de Al Tall, entre otros. En cada pancarta se veía la procedencia de los manifestantes, llegados de todos el territorio: colegios e institutos de Valencia, Foios, Ontinyent, Sueca, Benitatxell, La Valldigna, Sagunt, Llosa de Ranes, Bellreguard...
Y cientos de lemas. Los había irónicos: "Rita, trau-te el mitjà", "Li diuen plurilingüe i no ho és", "-F1, +educació"; reivindicativos: "Prou de retallades, sí al valencià", "Aturem la PPiconadora", y hasta melancólicos: "Ens ha costa Déu i ajuda arribar fins ací".

25 años de lucha de la FP en Benidorm

RAQUEL LÓPEZ
El Instituto de Educación Secundaria l'Almadrava de Benidorm celebró durante la pasada semana su 25 aniversario. Claustro y comunidad educativa editaron para ello un libro en el que recordar su historia, "IES l'Almadrava. Una experiencia educativa a Benidorm". Pero ésta también puede leerse en las hemerotecas, ya que su alumnado y profesorado han sido protagonistas de innumerables protestas para lograr mejores condiciones y servicios.
La posibilidad de formarse profesionalmente en Benidorm de forma reglada comenzó hace 30 años con la petición, en 1981, de una sección dependiente del único instituto de Formación Profesional (FP) de la comarca, ubicado en La Vila (después llamado "Marcos Zaragoza"). Se concedió, impartiéndose en dependencias del mercado municipal el primer Grado de la rama Sanitaria y de Cocina. Cabe destacar que para entonces el grado de "cocina" estaba ciertamente devaluado, hasta el punto de que el empresariado de la ciudad se planteara crear mejor un hotel-escuela para formar a sus futuros trabajadores. Aquello no fructificó, pero sí los planes para que Benidorm no dependiera de un centro externo para disponer de su propio instituto de FP. El 3 de agosto de 1984 entraba en el Ayuntamiento la solicitud de licencia de obras de la Consellería de Educación para su construcción en la zona del Salt del Aigua, con intención de abrir para el curso 1985-1986.
El 4 de julio de 1985 el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana publicó el decreto que creó el instituto de Formación Profesional de Benidorm (luego llamado "IES número 3" y después "l'Almadrava"). Físicamente, éste tendría que esperar un año para funcionar. Su creación administrativa le permitía, al menos, sumar a su oferta el segundo curso de Hostelería, si lograba contar para ello con 20 alumnos. Aquel octubre INFORMACIÓN publicaba que hacían falta 10 alumnos más si no se quería perder el permiso para impartir dichos estudios en Benidorm.
El 25 de septiembre de 1986 debía producirse la apertura oficial del instituto, pero no pudo ser. Carecía aún de suministro eléctrico y agua potable, de conserje, personal de limpieza, y los aularios de talleres estaban sin terminar y sin acondicionar.
El 9 de octubre los cerca de 300 alumnos matriculados aún no habían pisado las aulas. En noviembre llevaron las condiciones del centro al Defensor del Pueblo. El 21 de dicho mes protagonizarían una marcha de protesta por la ciudad. A final de mes, lograron el compromiso del director general de Enseñanzas Medias de que el laboratorio tuviera el material en dos meses, a cambio de no boicotear una visita del entonces conseller de Educación, Cipriá Císcar, en la clausura de unos cursos de especialización que se impartían en Ciudad Patricia.
El compromiso no se hizo realidad y el alumnado inició la huelga indefinida el 22 de febrero de 1987 con una colecta en la plaza Triangular. Lograron 10.000 pesetas para material. El 9 de marzo reanudaron las clases pese a que las deficiencias seguían sin ser arregladas.
Las reivindicaciones fueron logrando, poco a poco, que éstas fueran solventándose. Al año siguiente se sumó a su oferta formativa, en 2º Grado de Hostelería y Turismo, la especialidad de Administración Hostelera, y en 1990 otras especialidades de las ramas Sanitaria y Administrativa. En el curso 92-93 se llegó también a un acuerdo con la Conselleria de Trabajo para utilizar el planificado centro de Formación Ocupacional de Benidorm (hoy el CdT Domingo Devesa). El mismo año, el Ayuntamiento cedió terrenos para reconvertirlo en un instituto de Educación Secundaria Completo.
Para el curso 1997-1998 ya se había producido el cambio de denominación del centro, que pasó a ser el "IES número 3" de Benidorm. La rama Sanitaria estaba desbordada, así como el curso de Administrativo. Tenía 1.350 alumnos matriculados, incluyendo los que cursaban estudios "de prestado" en el CdT. Así, una década después de las primeras grandes manifestaciones, el alumnado comenzó a movilizarse de nuevo ante el abandono que arrastraba el centro. (En el año 1999, cuando se había parcheado el instituto, los estudiantes volvían a concentrarse frente al Ayuntamiento denunciado la falta de personal docente).
El instituto empezó el primer curso del nuevo siglo con la implantación de los ciclos formativos de Grado Medio (Comercio y Marketing), de Grado Superior (Hostelería y Turismo), autorización para dar programas de diversificación curricular, y tuvo lugar un nuevo cambio de denominación. Pasó a llamarse Instituto de Educación Secundaria l'Almadrava. A nivel de infraestructura, sin embargo, el centro tuvo que esperar hasta 2008 para comenzar a ser renovado y ampliado de nuevo y tener el aspecto que luce actualmente. Sólo resta ampliar el personal, aunque eso, a día hoy, parece una reivindicación imposible.

Marxa multitudinària per l'ensenyament públic valencià

Milers de persones es van manifestar ahir a València sota el lema «No a les retallades, sí al valencià»

Milers de manifestants van sortir ahir als carrers de València per reclamar un ensenyament 'de qualitat, contra les retallades i en valencià', convocats per la Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic. Una multitud va sortir de la plaça de Sant Agustí fins arribar a la plaça de la Mare de Déu, on no hi va cabre tothom i on es va llegir el manifest que critica 'les últimes ocurrències del conseller d'Educació en funcions, Alejandro Font de Mora, com l'anunci del seu pla de fals plurilingüisme, un pla que suposa un atac al gran consens que suposa el disseny de les línies en valencià'.

La manifestació venia precedida per les concentracions d'Escola Valenciana, el 9 de juny passat, a Alacant, Castelló i València contra el decret de Font de Mora que proposa una sola línia trilingüe a l'ensenyament i, per tant, la supressió de la línia en català. Ahir, entre els milers de ciutadans hi havia representants de sindicats, entitats cíviques i partits de l'oposició.

El secretari general del PSPV, Jorge Alarte, va reclamar que es respectés el consens en l'aplicació de la llei i s'aturés el decret anunciat per Font de Mora. El portaveu de Compromís a les Corts, Enric Morera, va afirmar que la protesta mostrava 'la preocupació de milers de pares i mares per la ruptura del consens en educació'. De la mateixa manera, el portaveu d'EUPV a l'Ajuntament, Amadeu Sanchis, va reclamar que es tingués en compte la llengua catalana, tal com estableix l'estatut d'autonomia.

El president d'Escola Valenciana, Vicent Moreno, va tornar a demanar diàleg al govern i va recordar que el model actual és avalat per institucions com ara l'Institut Valencià de la Qualitat. Moreno reafirma la necessitat d’un sistema plurilingüe, però no com el planteja la Conselleria, sinó com 'un model consensuat, elaborat per experts i amb el valencià com a llengua central que ha de dur a l'anglès'. En aquest sentit, divendres Escola Valenciana va enviar una carta (pdf) al president de la Generalitat, Francisco Camps, alertant-lo de 'l'alarmant contradicció' entre els objectius i els resultats de la polèmica proposta de decret.

Els inspectors d'educació, també contra el decret

També s'ha pronunciat (pdf) sobre el decret l'Associació d'Inspectors d'Educació del País Valencià, que considera que la proposta respon 'a un plantejament demagògic sense cap fonamentació rigorosa' i sense tenir en compte els programes plurilingües que s'apliquen actualment. L'entitat recorda que en totes les avaluacions dels programes ha quedat pal·lesa la superioristat del Programa d’Ensenyament en Valencià i del Programa d’Immersió Lingüística sobre el Programa d’Incorporació Progressiva, posant de manifest 'que el valencià no és un problema en els estudis de les xiquetes i xiquets valencians sinó més aviat la condició necessària per a l’excel·lència.'

Per tot plegat, defensen que el document L'escola valenciana. Un model plurilingüe i intercultural al sistema educatiu valencià', de Vicent Pascual, és 'un plantejament metodològic de primer ordre 'si de veritat volem una escola valenciana de qualitat, arrelada al medi i amb les finestres obertes al món.'

Suport de les facultats de filologia

L'Institut Interuniversitari de Filologia Valenciana (IIFV), que aplega les facultats de filologia de la Universitat de València, la d'Alacant i la Jaume I, també s'ha afegit a les peticions al Consell perquè retiri la proposta de decret de model plurilingüe. En un comunicat, afirma que el decret suposa un pas enrere en l’ensenyament públic, consolidat durant més de vint-i-cinc anys. D'una altra banda, l'Associació Valenciana de la Llengua recordava fa uns dies en un comunicat la declaració que havia fet sobre la llengua, insistint que tothom té dret a rebre una educació en català.

La comunitat educativa es torna a manifestar a València

Escola Valenciana envia una carta al president Camps · Les facultats de filologia també demanen que es retiri el model plurilingüe

En plena polèmica per l'anunci del conseller d'Educació Alejandro Font de Mora de suprimir la línia en català de l'ensenyament, la Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic es manifesta avui a València contra aquesta mesura i contra la precarietat i les retallades a l'ensenyament públic. La manifestació ha estat precedida per les concentracions d'Escola Valenciana, el 9 de juny passat, a Alacant, Castelló i València contra la supressió de la línia en català. La manifestació començarà a les sis de la vesprada a la plaça de Sant Agustí de València.

Tal com s'exposa al manifest, la Plataforma hi convoca tota la comunitat educativa contra 'la continuació de les retallades aplicades als centres d’ensenyament públic en nombre de grups, plantilles i recursos; davant la no-retirada de la proposta de cessió de sòl escolar públic a entitats privades, i per l’agressió que suposa la destrucció de les línies en valencià a l’ensenyament'.

Dimecres, membres de sindicats i entitats cíviques i culturals que formen part de la Plataforma en Defensa de l’Ensenyament Públic van presentar la mobilització a València, que María José Navarro, presidenta de FAPA València, va resumir en tres punts: 'Defensa d’un ensenyament públic de qualitat; rebuig de les retallades de professorat, unitats, programes d’atenció a la diversitat, etc., i defensa de l’ensenyament en valencià davant el decret de plurilingüisme que l’amenaça.'

Marc Candela, membre del secretariat nacional de STEPV, va facilitar dades de l’enquesta sobre les retallades per al curs que ve que han contestat cent quaranta-vuit centres de primària i secundària. Extrapolant el resultat d’aquestes enquestes al total de centres del País Valencià, 's’espera que nou-cents docents de secundària i FP i dos-cents de primària perdran el lloc de feina. Aquesta és la segona onada de retallades que se suma als més de mil dos-cents docents que ha perdut el sistema educatiu públic el curs 2010-2011'.

Pau Díaz, de la Federació d'Ensenyament de Comissions Obreres, va remarcar que el professorat i la comunitat educativa fa anys que estan indignats per la situació que viu el sistema educatiu públic i per això 'està en peu de guerra constantment'.

I Ana Isabel Gandia, de FETE UGT, va animar el professorat i la comunitat educativa a participar i fer-se sentir en la manifestació per a posar fre a les retallades a l'ensenyament.

Per la seva banda, el president d’Escola Valenciana Vicent Moreno va reafirmar la necessitat d’un sistema plurilingüe, però no com el planteja la Conselleria, sinó com 'un model consensuat, elaborat per experts i amb el valencià com a llengua central que ha de dur a l'anglès'.

Suport de les facultats de filologia

L’Institut Interuniversitari de Filologia Valenciana (IIFV), que aplega les facultats de filologia de la Universitat de València, la d'Alacant i la Jaume I, també s'ha afegit a les peticions al Consell perquè retiri la proposta de decret de model plurilingüe. En un comunicat, afirma que el decret suposa un pas enrere en l’ensenyament públic, consolidat durant més de vint-i-cinc anys.

Carta a Camps

Justament ahir l'entitat va enviar una carta (pdf) al president de la Generalitat, Francisco Camps, alertant-lo de 'l'alarmant contradicció' entre els objectius i els resultats de la polèmica proposta de decret que féu el conseller Font de Mora i que implica la supressió de les línies en valencià.

A més, Escola Valenciana va fer públics els resultats d'un informe fet per la mateixa conselleria d'Educació que conclou que els alumnes de les línies en valencià són més competents en anglès, català i espanyol.

En la carta, signada pel president de l'entitat, Vicent Moreno, Escola Valenciana reitera l'aposta per un sistema educatiu plurilingüe, però alerta que la proposta del govern valencià camina cap a un fals plurilingüisme. 'El decret parteix de la falsa premissa segons la qual ensenyant moltes llengües a parts iguals, l'aprenentatge és també a parts iguals, pressuposant que el context de les llengües fora de l'escola és equitatiu i no és així'.

Un pla a sis anys

Mentre el sector educatiu valencià es continua mobilitzant, el Consell s’afanya a enfilar un decret que imposarà la línia única. L'esborrany del decret conté un pla per a aplicar la mesura en un període màxim de sis cursos.

La conselleria d'Educació diu que ha començat a tramitar l'esborrany del decret que regularà el nou model d'ensenyament trilingüe, i que el decret preveu dos programes que s'implantaran progressivament en un període màxim de sis cursos.

La conselleria proposa un programa plurilingüe inicial (PPI) obligatori, consistent en un repartiment equilibrat de català i castellà i d'una tercera llengua, preferentment l'anglesa; també incentiva l'opció voluntària d'un programa plurilingüe avançat (PPA).

L'aplicació mínima del PPA consisteix a fer una àrea no lingüística (en total, n'hi ha sis) en la tercera llengua, preferentment l'anglès. L'aplicació màxima consisteix a fer en anglès tres àrees (en total, n'hi ha nou): la d'anglès i dues de no lingüístiques; i les sis àrees restants s'han de fer en català i en castellà, equilibradament. O sia, a raó d'un 33% per llengua. A més, el model trilingüe de màxims s'aplicaria idènticament a l'educació secundària.

El text ja s'ha enviat al Consell Escolar del País Valencià, òrgan que haurà de fer-ne un dictamen, als representants dels alumnes, dels pares, als sindicats i a la patronal educativa, al Consell Jurídic Consultiu (CJC) i a les entitats interessades, com l'Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), el Consell Valencià de Cultura (CVC) i les organitzacions empresarials.

El decret haurà de passar per les taules de negociació: taula tècnica, taula sectorial, taula de pares, taula d'alumnes, patronal, Consell Escolar i Consell Jurídic Consultiu..., i el text definitiu s'ha d'aprovar amb vista a aplicar-lo al curs 2012-2013.

Equilibri lingüístic?

La inspectora Tudi Torró defensa l'actual model lingüístic en contraposició a un decret mancat de rigor científic i pedagògic

Quan parlem d’equilibrar, a tots ens sona molt bé i ens ve la imatge d’una balança en equilibri, el símbol de la justícia, cada plat de la balança està compensat. Tanmateix, les llengües no es poden mesurar com si foren objectes en una balança, és molt més qualitatiu, les llengües no s’aprenen enviant-les a compartiments separats sense cap relació entre elles ni, molt menys, podem parlar d’equilibri lingüístic acceptant la fórmula plantejada pel govern valencià en l’esborrany de Decret sobre plurilingüisme on presenta a la comunitat educativa la proposta “equilibradora” de repartir el temps curricular en un 33% en cada llengua d’aprenentatge: valencià, castellà i anglès, deixant l’1% restant supose que pel xinès.

La situació plantejada ens porta, una vegada més, i ja en són moltes, a una gran indignació contra els qui gestionen la política educativa del nostre país, i una vegada més haurem de dir ja n'hi ha prou, amb la força de les paraules i de la raó, amb els arguments necessaris que sé que seran incapaços de contestar i d’argumentar. Amb la proposta plantejada, la Conselleria d’Educació peca d’irresponsable alarmant a les famílies, l’alumnat i el professorat amb una altra “ocurrència” que desacredita l’educació valenciana, intenta manipular la comunitat educativa presentant un projecte “equilibrador” de llengües sense cap rigor científic ni pedagògic, altra vegada el conseller d’educació i els seus tècnics copien formules forànies, en aquest cas gallegues, per vendre’ns un model que s’ha demostrat que no funciona i que té en contra a tota la comunitat educativa gallega.

L’ésser humà és plurilingüe per naturalesa, tots podem ser plurilingües, és una capacitat que tenim i que la podem desenvolupar si es donen les condicions idònies. La primera condició és saber d’on partim, on vivim, com s’aprenen les llengües i què necessita el nostre alumnat per devenir plurilingüe. Encara que no us ho cregueu, les llengües tenen ànima i és eixa “ànima” la que ens fa defensar la llengua de la qual hem de partir per poder anar reconeixent les altres llengües que necessitem conèixer i que ens seran útils en la nostra vida i, com la vida de cadascú és diferent, els educadors sabem que la llengua ànima del nostre poble és el valencià i d’ella sorgiran les altres. Per això, només amb un ensenyament amb plantejaments rigorosos i programes plurilingües contrastats i avaluats que ens indiquen per on hem d’anar i què és el que hem d’evitar podran facilitar a les generacions futures i no tan futures una formació plurilingüe que ens agrairan.

Al País Valencià ja tenim els programes contrastats que sabem que funcionen malgrat els entrebancs que ha anat posant la pròpia Administració Educativa, i són els Programes d’Ensenyament en Valencià i d’Immersió Lingüística, funcionen garantint l’equilibri entre el valencià i el castellà, després vindrà una llengua estrangera i per això tenim aquests programes “enriquits”. Només ens falta una cosa, que els que ens governen s’ho creguen i posen els mitjans necessaris per la seua correcta aplicació, invertint en la formació del professorat no només en anglès, també en valencià però per damunt de tot en pedagogia, recursos materials i personals. Un sistema plurilingüe necessita de més esforç econòmic, no tot ha de partir dels centres, del professorat, de les famílies. Les famílies ho saben i per això cada any augmenten les sol·licituds per matricular-se en els Programes d’Ensenyament en Valencià i d’Immersió Lingüística enriquits, i per això el govern valencià, que no està pel valencià, suprimeix línies i desvia la matrícula als programes d’Incorporació Progressiva que no garanteixen, com està demostrat, aquest aprenentatge.

Siguem positius, reconeguem el que tenim i sabem que funciona, valorem allò propi, consolidem plantejaments rigorosos i contrastats que ens han funcionat els darrers vint-i-cinc anys, respectem el valor de la nostra paraula, dels nostres mots.

Tudi Torró i Ferrero

Inspectora d’Educació i membre de la UEM (Unitat per l’Educació Multilingüe de la Universitat d’Alacant)

Miles de personas reclaman enseñanza pública de calidad, en valenciano y sin recortes

Miles de personas se han manifestado este sábado en el centro de Valencia para reclamar una enseñanza pública "de calidad, contra los recortes y en defensa de la enseñanza en valenciano", un acto convocado por convocados por la Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic al que han asistido dirigentes de los principales partidos de la oposición, como el secretario general del PSPV, Jorge Alarte; el portavoz de Compromís en las Corts, Enric Morera; o el portavoz de EUPV en el Ayuntamiento de Valencia, Amadeu Sanchis.

La marcha, que ha discurrido con total normalidad, ha partido de la Plaza san Agustín para concluir en la Plaza de la Virgen, donde se ha leído un manifiesto conjunto en el que se han criticado "las últimas ocurrencias del conseller de Educación en funciones, Alejandro Font de Mora, con el anuncio de su plan de falso plurilingüismo, un plan que supone un ataque al gran consenso que supone el diseño de las líneas en valenciano".

La propuesta del Consell establece un modelo educativo único plurilingüe que establece como lenguas vehiculares a partes iguales en la enseñanza el castellano, valenciano y un idioma extranjero, preferiblemente el inglés.

El presidente de Escola Valenciana, Vicente Moreno, ha pedido diálogo a la administración y ha subrayado que su organización acude a la manifestación "porque no se le ha dado otra opción". "Queremos el plurilingüismo pero empezando por el valenciano y que no se produzcan recortes en la educación, ha dicho. Moreno ha señalado que, los informes del Intitut Valencià de la Qualitat "avalan el modelo actual", por lo que ha añadido que "hay que ser realistas y atender a lo que dicen los expertos.

Además de este último decreto, los convocantes también han criticado que "los recortes en profesorado afectarán directamente a la calidad de la enseñanza" en aspectos como la fusión "de grupos de valenciano con grupos de castellano" o "la desaparición de profesores de compensatoria o de apoyo".

En declaraciones a los medios de comunicación, Alarte ha exigido al Consell que respete el "consenso" en la aplicación de la ley y "que se paralice el decreto de la Ley de Educación en Valenciano". Además, ha pedido al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, "que gobierne, que se apruebe un nuevo mapa escolar con los recursos necesarios, que se acabe con los recortes y con la eliminación de plazas de maestros".

Por su parte, Enric Morera ha declarado que la protesta "escenifica la preocupación de miles de padres y madres por la ruptura del consenso en educación" y ha reclamado al Consell que respete el Consenso y que no rompa "lo único que está funcionando perfectamente", en referencia al actual modelo educativo.

En este mismo sentido, Sanchis ha pedido que se atienda a la lengua valenciana, que es "lo que dice el estatuto de autonomía" manteniendo la ley actual y ha censurado que el Partido Popular propone el "monolingüismo" con un decreto que establece "la supresión del valenciano y que la línea, en definitiva, sea en castellano".

No hay comentarios:

Publicar un comentario